y responsabilidad Se requiere sensatez y compromiso para lograr una consolidación fiscal.

Equilibrar las finanzas públicas en un contexto de desaceleración es comparable a tratar de cuadrar un círculo, especialmente cuando el banco central, enfocado en combatir la inflación, no puede brindar ayuda. Los gobiernos europeos no …

Equilibrar las finanzas públicas en un contexto de desaceleración es comparable a tratar de cuadrar un círculo, especialmente cuando el banco central, enfocado en combatir la inflación, no puede brindar ayuda. Los gobiernos europeos no tienen otra opción más que corregir los desequilibrios: compiten para que los mercados adquieran grandes cantidades de deuda pública a un precio razonable. El próximo año, el valor de los bonos denominados en euros que vencen asciende a aproximadamente 1,6 billones, con España representando el 12% del total. Además de renovar los bonos que vencen, los Estados deben cubrir las nuevas necesidades de financiamiento que surgen debido al déficit. Es decir, la oferta de bonos aumenta mientras que la demanda del Banco Central Europeo disminuye, ya que este planea deshacerse de gran parte de los bonos adquiridos durante el periodo de abundancia monetaria, con un total cercano a 250.000 millones en 2024.

Es imprescindible realizar un esfuerzo de moderación, pero sin perjudicar excesivamente a la economía como sucedió durante la crisis financiera. Esta lección también ha sido aprendida en Alemania: frente al impacto negativo de una aplicación rigurosa de la regla de equilibrio presupuestario, incluida en la Constitución desde 2009, la coalición liderada por el canciller alemán Olaf Scholz ha invocado una cláusula de excepción, evitando así una reducción del gasto público que sería contraproducente para una economía al borde de la recesión.

La economía de España, por otro lado, continúa creciendo, lo cual facilita su consolidación. Parece posible no reorientar una parte del paquete para reducir la inflación que expira a finales de año. Esto incluye los recortes en el IVA de la energía, los impuestos especiales sobre la electricidad y otras medidas para disminuir la factura energética que han estado en vigor desde el inicio de la guerra en Ucrania, con un valor estimado de 7.500 millones de euros. Estas medidas no se enfocan en los grupos vulnerables, lo que resulta en una pérdida innecesaria de recursos. Además, la situación energética no justifica su mantenimiento. Los precios de la energía se han moderado y tanto los mercados a futuro como las previsiones de la Agencia Internacional de Energía indican una estabilización. Los recortes en el suministro de petróleo anunciados por la OPEP no parecen tener efecto, y el riesgo de un aumento repentino en el precio del barril de petróleo parece alejarse por el momento.

Los descuentos de IVA en algunos alimentos también tienen un carácter general, lo cual sugiere su eliminación a largo plazo, pero en este caso la subida de precios sigue siendo desfavorable, lo que obliga a considerar cuidadosamente la decisión. El índice de precios al consumidor de alimentos sigue aumentando a un ritmo elevado, y los indicadores anticipados señalan una presión persistente en los próximos meses. El índice de precios de fábrica en el sector alimentario, después de una breve pausa, vuelve a mostrar una tendencia al alza (posiblemente debido a los efectos tardíos de la sequía).

La reconsideración de las medidas contra la inflación puede contribuir a alcanzar el objetivo más urgente de reducir el déficit a niveles cercanos al 3%, lo que permitiría obtener financiamiento para la deuda en los mercados. Sin embargo, el déficit estructural seguirá existiendo, lo que requerirá un esfuerzo prolongado para racionalizar el gasto y llevar a cabo reformas fiscales.

Bruselas también puede desempeñar un papel importante, no solo limitándose a la implementación de los fondos Next Generation o la supervisión de los déficits. Los últimos informes de la OCDE y de la Comisión Europea muestran la falta de armonización fiscal a nivel europeo. Esto resulta en una disminución significativa de los ingresos públicos para toda la Unión y una distorsión de la competencia, lo cual es perjudicial para la mayoría de las empresas europeas. La competencia fiscal desleal no solo afecta el cumplimiento de las normas fiscales, sino que también es contradictoria con el objetivo declarado de lograr una autonomía estratégica.


la pandemia por COVID-19

Mantente al día con todas las noticias sobre la pandemia del COVID-19.



Economía es la ciencia que se encarga de estudiar la producción, distribución y consumo de bienes y servicios en una sociedad. Esta disciplina analiza cómo se utilizan los recursos disponibles para satisfacer las necesidades humanas y cómo se generan y distribuyen los ingresos en una economía. Además, la economía también estudia las leyes y principios que rigen el funcionamiento de los mercados y la toma de decisiones económicas. Es una materia fundamental para comprender el funcionamiento de las sociedades y su desarrollo.



y



Empresas



En lenguaje español. Reescribe el siguiente texto:


Facebook es una red social en línea que permite a los usuarios conectarse con amigos y familiares, compartir fotos y videos, enviar mensajes y estar al día con las últimas noticias y eventos. Fue fundada en 2004 por Mark Zuckerberg y se ha convertido en una de las plataformas más populares en todo el mundo, con millones de usuarios activos diariamente. Además de ser una herramienta de comunicación, Facebook también ofrece opciones de publicidad y promoción para empresas y marcas.

y

En idioma español. Reescribe el siguiente texto:

En nuestro idioma español, reescribe el siguiente texto:
, o en nuestro

Boletín semanal

Continuar leyendo