La guinda del pastel: el peso mexicano aumenta un 13% en 2023.

Dentro de las agradables sorpresas que trajo el año 2023 a México, el tipo de cambio fue, quizás, la más destacada. El peso mexicano se fortaleció un 13% frente al dólar en lo que va …

Dentro de las agradables sorpresas que trajo el año 2023 a México, el tipo de cambio fue, quizás, la más destacada. El peso mexicano se fortaleció un 13% frente al dólar en lo que va del año, convirtiéndose en la segunda moneda con mejor desempeño a nivel mundial, solo por detrás del peso colombiano que ha tenido una apreciación aún mayor, superando el 19%. Este aumento del peso se debe a varios factores, entre ellos, el atractivo rendimiento de los instrumentos financieros, el optimismo generado por la llegada de empresas extranjeras y la disminución de la inflación en Estados Unidos.

El primero de enero de este año, la tasa de cambio del peso frente al dólar fue de 19,47 pesos por dólar, comenzando el año con una pequeña subida que se había iniciado a finales de 2022. Para el 26 de diciembre de este año, la moneda alcanzó una tasa de 16,97 pesos por dólar, manteniéndose por debajo de los 17 pesos por dólar durante cuatro días consecutivos, un nivel que no se veía desde 2015. Esto representa la mayor apreciación del peso en un año natural desde al menos 2004.

Los expertos de la empresa de análisis FocusEconomics, con sede en Barcelona, resumieron que el peso se vio fortalecido por sólidas exportaciones, remesas y un sentimiento positivo en torno a la deslocalización, así como por datos de inflación y empleo en Estados Unidos que fueron más débiles de lo esperado. La retórica hostil de Estados Unidos hacia China ha llevado a muchas empresas a reducir sus compras en el país asiático y aumentar sus importaciones en México. Además, el interés de varias empresas en salir de China y trasladar sus fábricas a países «amigos» de Estados Unidos, como México, ha impulsado a los inversionistas a adquirir activos mexicanos.

Uno de los factores más importantes fue la diferencia en las tasas de interés. El banco central de México aumentó la tasa de referencia a su nivel más alto desde que se implementó la política monetaria actual, llegando al 11,25%. Esto provocó un aumento en el flujo de recursos hacia los instrumentos financieros denominados en pesos, especialmente los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), ya que ofrecen rendimientos más altos que en muchos países similares e incluso en comparación con los de Estados Unidos, donde las tasas de interés rondan el 5,25%.
"Alta tasa de interés"

Según los datos del Banco de México, los ciudadanos mexicanos han aumentado sus inversiones en Cetes en un 30%, alcanzando un total de 1.270 millones de pesos en este mes, según el último dato disponible. Además, un análisis realizado por la firma Credicorp, con sede en Bogotá, revela que los inversionistas extranjeros también han incrementado sus tenencias en un 47%. Según Credicorp, a finales del año pasado, los extranjeros tenían Cetes por un valor de 140.411 millones de pesos, mientras que ahora han llegado a sumar 206.830 millones de pesos.

Credicorp afirma que la reciente fortaleza del peso está relacionada con la disminución de la inflación en Estados Unidos, debido a la expectativa de una posible reducción en las tasas de interés en dicho país. La Reserva Federal de Estados Unidos aumentó las tasas de interés para controlar el aumento de la inflación, pero ante la reciente disminución, el mercado espera que la Fed las reduzca y, por lo tanto, ha buscado alternativas con mayores rendimientos. Los analistas agregaron que esta tendencia alcista se mantuvo hasta el final del año, lo que refleja la estabilidad en los mercados financieros.

A pesar de la percepción positiva que ha generado en México el tener una moneda fuerte, esta ha traído consigo consecuencias no deseadas. Para aproximadamente 11 millones de personas que dependen de las remesas enviadas por sus familiares en el extranjero para subsistir, esto ha significado una disminución en su poder adquisitivo. Por otro lado, aquellos con ingresos altos han podido aprovechar la situación para adquirir más productos importados y viajar al extranjero.

FocusEconomics prevé que la moneda se devalúe a finales de 2024 debido a una disminución en el diferencial positivo de tasas de interés con Estados Unidos. Según un informe publicado este mes, los expertos de FocusEconomics estiman que el peso terminará el año 2024 en 18,57 por dólar y en 19,14 por dólar al finalizar el año 2025. Desde México, los analistas también esperan una depreciación, pero han ajustado sus perspectivas para ser más optimistas. En su última encuesta de especialistas, publicada el 19 de diciembre, Citibanamex afirma: «El consenso ahora pronostica que el peso se ubicará en 17,50 por dólar al cierre de 2023, por debajo de la estimación de 17,73 en nuestra encuesta anterior. La proyección del tipo de cambio peso-dólar para finales de 2024 es de 18,65, en comparación con 18,80 hace dos semanas».



¡Regístrese aquí!







Suscríbase a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las noticias clave sobre la actualidad de este país.

Continuar leyendo