es una condición en la que una persona siente una gran preocupación por sus deudas y su capacidad para pagarlas. El síndrome de la levedad de la deuda es una situación en la que una persona experimenta una gran inquietud por sus deudas y su habilidad para saldarlas.

El control de los desequilibrios en el presupuesto es un tema que se discute constantemente en el debate sobre la política económica, por lo que su planteamiento puede parecer repetitivo. A pesar de las múltiples …

El control de los desequilibrios en el presupuesto es un tema que se discute constantemente en el debate sobre la política económica, por lo que su planteamiento puede parecer repetitivo. A pesar de las múltiples advertencias, en la última década los déficits han ido aumentando, tanto en períodos de crecimiento como de recesión, sin afectar negativamente al crecimiento. Incluso se podría argumentar su justificación, considerando los bajos tipos de interés que han predominado hasta hace poco y que incentivaban el endeudamiento para invertir. Por otro lado, la austeridad durante la crisis financiera ha dejado una marca dolorosa en el subconsciente colectivo que aún perdura.

Sin embargo, la sensación de que la deuda no representa un peligro se ha fundamentado en una suposición: el mantenimiento de condiciones de financiamiento extremadamente favorables para los Estados. A medida que estas condiciones cambian debido al cambio en la política monetaria, el peso de la deuda se hará cada vez más evidente.

Hasta el final de la época de abundancia monetaria, el Banco Central Europeo (BCE) compró la mayoría de las emisiones netas de deuda. Además, lo hizo a un costo cada vez más bajo, incluso permitiendo que el Tesoro obtuviera ganancias al colocar letras y bonos. Con el regreso de la inflación, el banco central no solo ha ajustado los tipos de interés, sino que también ha comenzado a vender parte de los títulos públicos que tenía en su cartera. Recientemente, ha enviado un mensaje fuerte indicando que las condiciones monetarias serán más estrictas de lo esperado inicialmente. En otras palabras, se descarta la posibilidad de volver rápidamente a la época de tipos de interés negativos.

Poco a poco, los ahorradores están entendiendo la situación, lo que significa que, con políticas constantes, los intereses aumentarán inevitablemente. En primer lugar, porque el déficit debe ser financiado en los mercados a un costo del 4% -un aumento considerable en comparación con los valores casi nulos anteriores a la pandemia o incluso negativos hace solo unos años-. En segundo lugar, nos enfrentamos a un efecto bola de nieve, ya que la deuda que vence debe ser refinanciada en condiciones desfavorables. A partir de enero de 2024, el interés de los nuevos bonos a 10 años será más alto que el de hace una década. Hasta ahora, sucedía lo contrario, es decir, la nueva deuda costaba menos que la antigua, lo que reducía los costos financieros del Estado.
"Ahorradores entendiendo situación"

El gasto en intereses, que antes era de entre 28.000 y 31.000 millones de euros hasta el año pasado, continuaba dando la impresión de una deuda ligera. Sin embargo, según el Plan Presupuestario del Gobierno, se espera que en 2024 supere los 39.000 millones (Funcas incluso prevé 1.000 millones más). En un escenario sin medidas, el déficit se mantendrá en niveles altos, lo que dejaría poco margen para enfrentar un posible impacto negativo. Además, se complicaría el cumplimiento de las normas fiscales europeas, aunque esta es una preocupación menor en comparación con la importancia de mantener un espacio de soberanía para perseguir los objetivos económicos, sociales y medioambientales de nuestro país.
Gasto en intereses: Aumento de deuda.

Aún tenemos una oportunidad para iniciar un camino de corrección de los desequilibrios. La economía española es la que más crece entre las grandes de Europa, gracias a un sólido superávit externo, primas de riesgo controladas y la llegada de nuevos fondos europeos. Estas condiciones nos permiten racionalizar la fiscalidad, cerrando brechas que afectan a la recaudación, y evaluar el gasto. En pocos años, por ejemplo, las subvenciones se han duplicado hasta alcanzar el 2% del PIB. En Portugal, una acción temprana y equilibrada ha permitido volver al equilibrio después del impacto de la pandemia, sin afectar al crecimiento ni a los objetivos sociales. Podemos elegir seguir ese camino o caer en el síndrome de la levedad de la deuda.
Oportunidad de corrección económica.


tus artistas favoritos

¡Mantente al día con las últimas noticias y eventos de tus artistas preferidos! No te pierdas ni un solo detalle de sus conciertos, lanzamientos de álbumes, entrevistas y más. Sigue sus redes sociales, suscribete a sus canales de YouTube y no olvides revisar regularmente sus páginas web oficiales para estar siempre informado. ¡No hay mejor manera de seguir a tus artistas favoritos que estar al tanto de todo lo que hacen!



La economía es una ciencia social que se encarga del estudio de cómo se producen, distribuyen y consumen los bienes y servicios en una sociedad. También se ocupa de analizar cómo se toman decisiones en relación a la asignación de recursos escasos para satisfacer las necesidades humanas.

La economía es una disciplina que se dedica a investigar cómo se generan, reparten y utilizan los bienes y servicios en una comunidad. Asimismo, se encarga de examinar cómo se toman elecciones en cuanto a la distribución de recursos limitados para cubrir las necesidades de las personas.



y (y griega)



Empresas

Negocios

Compañías



la ciudad de México

En la capital de México


es una red social que permite a los usuarios conectarse con amigos y familiares, compartir fotos y videos, enviar mensajes y estar al día con las noticias y eventos de interés.

Facebook es una plataforma en línea que posibilita a los usuarios conectarse con sus seres queridos, compartir imágenes y videos, enviar mensajes y mantenerse informados sobre noticias y eventos relevantes.

y

y

En español. Reescribe el siguiente texto:
X

página web

, o en nuestra página web

, o en nuestro sitio web

Boletín semanal

Continuar leyendo