En 2023, las economías de América Latina se vieron afectadas por la sequía, el descontento social y la inflación, lo que limitó su crecimiento. Lamentablemente, el panorama para 2024 no es muy diferente.

Este año, el crecimiento económico de América Latina ha sido una sorpresa positiva, con una expansión estimada de más del 2%. Sin embargo, como es común en cualquier promedio, esta cifra oculta las diferencias entre …

Este año, el crecimiento económico de América Latina ha sido una sorpresa positiva, con una expansión estimada de más del 2%. Sin embargo, como es común en cualquier promedio, esta cifra oculta las diferencias entre las dos economías más grandes y el resto de la región. El 2023 será recordado por la presencia del fenómeno de El Niño, que trajo consigo la peor sequía desde 1944, así como por la incapacidad de algunos países para controlar la inflación y el impacto del prolongado descontento social que afectó a la región.

El hecho de que el aumento del Producto Interno Bruto (PIB) en la región haya superado las expectativas se debe, en gran parte, a que estas eran muy bajas. Según el último informe del Banco Mundial (BM), la región logró enfrentar mejor de lo previsto los impactos externos, como la guerra en Ucrania. Sin embargo, el crecimiento sigue siendo débil y la región será la que menos crezca en todo el mundo. A pesar de que la población total de la región aumentó en casi cinco millones de personas este año, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), este crecimiento es insuficiente para reducir la pobreza y generar suficientes empleos.

Los países que sobresalen por sus altas tasas de crecimiento proyectadas para este año son Panamá, con un 6%, Paraguay, con un 4,5%, y Costa Rica, con un 4,4%, según el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin embargo, debido a su tamaño, estas pequeñas economías tienen una menor influencia en la media regional. El crecimiento de Brasil y México, estimado en un 3,1% y 3,2%, respectivamente, es lo que impulsa un promedio regional del 2% para este año. Por otro lado, se encuentran Argentina, con una contracción esperada del -2,5%, y Chile con -0,5%. Estos países, junto con algunas zonas de Brasil, Bolivia y Uruguay, sufrieron la peor sequía desde 1944, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Los datos del tercer trimestre de este año indican, incluso, una desaceleración. Según el último informe de la firma FocusEconomics, con sede en Barcelona, el crecimiento anual del PIB disminuyó al 1,8% en el tercer trimestre, en comparación con el 1,9% del segundo trimestre. Esto se debe a un crecimiento más débil en Brasil y a contracciones en Colombia y Perú. Además, los analistas señalaron que la economía de Argentina también se contrajo, aunque en menor medida que en el segundo trimestre, debido a los efectos de una sequía devastadora. Por otro lado, Chile experimentó un crecimiento nuevamente gracias a un sector minero más fuerte.

La sequía del año 2023, causada por el fenómeno meteorológico de El Niño, fue tan intensa que países del sur del continente, que dependen de las exportaciones de productos agrícolas, sufrieron grandes pérdidas. En un nuevo acuerdo entre el FMI y el Gobierno de Argentina, acordado este año, la sequía fue un factor a tener en cuenta en la capacidad de pago de intereses del país. «En términos políticos, la reciente victoria electoral de Javier Milei en Argentina sugiere un cambio hacia políticas más favorables al mercado, aunque la gobernabilidad podría ser un desafío», afirmaron. FocusEconomics estima otra caída del -1,4% en 2024 y una recuperación del 2,7% en 2025.

Para Colombia, donde el FMI pronostica una disminución del -1,4% en la economía este año, la inflación ha sido un problema persistente. Mientras que otras grandes economías han podido reducir sus tasas de interés cuando la inflación anual comenzó a bajar, en Colombia el costo de vida aumentó un 10,5%, según los datos más recientes. Según FocusEconomics, «el crecimiento de la demanda interna se ha desacelerado debido a una inflación de dos dígitos y a las tasas de interés más altas desde la década de 1990». Además, este año el país ha visto reflejado en el precio de sus bonos soberanos el riesgo de que el presidente Gustavo Petro implemente reformas ambiciosas en el sistema de pensiones, entre otras. Sin embargo, este riesgo parece haber disminuido. Según el FMI, se espera que Colombia crezca un 2% en 2024.

Los expertos de la agencia de calificación crediticia Fitch señalaron en su último informe que el prolongado descontento social en Perú, país que ha sufrido crisis políticas intermitentes desde 2019, posiblemente ha llevado a la nación a una recesión este año. La presidenta Dina Boluarte y el Congreso no cuentan con el respaldo popular, lo que ha generado manifestaciones esporádicas que han llegado a bloquear las vías públicas.
Descontento social prolongado.

Los analistas advirtieron que la presidenta Dina Boluarte probablemente enfrentará dificultades para obtener la aprobación de importantes reformas en el congreso fragmentado, dada la situación de gobernabilidad desde que asumió el cargo. Además, señalaron que la inestabilidad está afectando el crecimiento económico, ya que ahora se espera un crecimiento del 0,3% en 2023, en comparación con el 1,8% previsto en nuestra última revisión del 28 de abril de 2023.
"Presidenta enfrenta obstáculos políticos"

desarrollo de infraestructura, así como la mejora en la eficiencia del sector público, serán clave para impulsar el crecimiento económico en la región.”

En el año 2024, según FocusEconomics, la economía de América Latina seguirá rezagada en comparación con el promedio mundial debido a la constante incertidumbre política y la falta de competitividad económica en relación a otros mercados emergentes. Para impulsar el crecimiento económico en la región, será fundamental la inversión en infraestructura y la mejora en la eficiencia del sector público.

nearshoring, también conocido como deslocalización cercana, es una estrategia empresarial en la que una compañía decide trasladar sus operaciones a un país cercano en lugar de a uno lejano. Esta práctica se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años debido a los beneficios que ofrece, como una mayor proximidad geográfica, cultural y lingüística, así como menores costos de transporte y una mejor gestión de la cadena de suministro. Además, el nearshoring también permite a las empresas mantener un mayor control sobre sus operaciones y una mejor comunicación con sus proveedores y clientes. En resumen, el nearshoring es una opción atractiva para las empresas que buscan expandirse a nuevos mercados sin alejarse demasiado de su ubicación original.

«Los economistas señalaron que la disminución de las tasas de interés y la inflación serán un apoyo para el país. Se prevé que México sea el más beneficiado de estas medidas.»

nearshoring es una estrategia de negocio que consiste en trasladar actividades o servicios a países cercanos en lugar de hacerlo a países lejanos. Esta práctica se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años debido a sus múltiples beneficios. En lugar de externalizar a países con costos laborales más bajos pero con una gran diferencia horaria y cultural, el nearshoring permite mantener una proximidad geográfica y cultural, lo que facilita la comunicación y colaboración entre las empresas y sus socios. Además, al elegir países cercanos, se reduce el tiempo de viaje y los costos de transporte, lo que resulta en una mayor eficiencia y ahorro de costos. En resumen, el nearshoring es una alternativa inteligente y estratégica para las empresas que buscan externalizar ciertas actividades o servicios.

La tendencia de las empresas de trasladar sus operaciones fuera de China con el fin de reducir el riesgo geopolítico está en aumento.
Esta estrategia, conocida como nearshoring, consiste en trasladar actividades o servicios a países cercanos en lugar de hacerlo a países lejanos. Además de reducir el riesgo geopolítico, el nearshoring también ofrece otros beneficios, como una mayor proximidad geográfica y cultural, menores costos de transporte y una mejor gestión de la cadena de suministro. En resumen, el nearshoring es una opción atractiva para las empresas que buscan diversificar sus operaciones y reducir su exposición a riesgos políticos y económicos.

Aunque se prevé una disminución en la inflación y en las tasas de interés, la compañía espera un crecimiento similar al de este año. La empresa proyecta un aumento del 1,6% en el PIB de la región para el año 2024 y del 2,3% en el año 2025.



¡Regístrese aquí!







Suscríbase a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las noticias clave sobre la actualidad de este país.

Continuar leyendo