El Ibex experimenta euforia: aumenta un 22,7% y finaliza su mejor año desde 2009.

Una de las frases más famosas del inversionista Warren Buffett afirma que la primera regla al adentrarse en los mercados es no perder dinero, y la segunda es no olvidar la primera regla. En el …

Una de las frases más famosas del inversionista Warren Buffett afirma que la primera regla al adentrarse en los mercados es no perder dinero, y la segunda es no olvidar la primera regla. En el Ibex 35, ha sido extremadamente difícil perder dinero en este año 2023. Su aumento del 22,7% en los últimos 12 meses, alcanzando los 10.102 puntos, la posiciona como una de las mejores bolsas de Europa, superando a las de Frankfurt, París y Londres. Este ha sido su mejor año desde 2009, hace 14 años, cuando el principal índice español aumentó casi un 30% debido a la perspectiva -que luego resultó ser errónea- de que lo peor de la crisis financiera, iniciada con la quiebra de Lehman Brothers, había quedado atrás.

Se suele decir que las Bolsas son un indicador temprano de la economía. Y si hay algo que los inversores están celebrando con anticipación son las próximas reducciones de tasas en 2024 tanto en Estados Unidos como en Europa. El fin de una era de aumentos en el precio del dinero para combatir la inflación, con diez incrementos por parte de Christine Lagarde y su equipo, y once en la Reserva Federal, supone un alivio tanto para las empresas que buscan obtener crédito como para aquellas con altos niveles de deuda, que han visto cómo sus intereses se encarecían en un tiempo récord.

El mercado bursátil español, representado por el Ibex 35, se ha visto afectado por la emoción ante el posible cambio en la política monetaria, pero también cuenta con sus propios factores impulsadores. Una de las empresas más valiosas de España, Inditex, con una capitalización de alrededor de 123.000 millones de euros, está teniendo un año excepcional, con ganancias récord en los primeros nueve meses (4.102 millones, un aumento del 32%), y su valor en la bolsa alcanzando niveles máximos (con un aumento del 60% en 2023), lo que ha llevado por primera vez a la fortuna de su principal accionista, Amancio Ortega, a superar los 100.000 millones.

El sector bancario ha tenido un excelente año. El BBVA (+46%) y el Santander (+35%) se han posicionado entre los mejores del índice gracias al éxito de sus negocios en Latinoamérica y al aumento de los tipos de interés, que han incrementado sus ganancias al encarecerse los préstamos y las hipotecas variables. Además, el turismo en auge ha generado importantes ganancias para Amadeus, Meliá e IAG, con un aumento en sus valores de entre el 25% y el 33%. Como resultado, el Ibex ha subido casi 200 puntos desde los 8.229,1 con los que cerró el año 2022.

Sin embargo, al frente del Ibex se encuentra una compañía con poco peso en el índice, la farmacéutica Laboratorios Rovi, que fue una de las mayores rezagadas en 2022 y experimentó un aumento del 66%. En un año en el que los precios del petróleo y la electricidad han bajado, las empresas energéticas han sido las más perjudicadas: Repsol, Redeia, Enagás, Acciona y Acciona Energía han cerrado el año en números rojos. También dos bancos, Unicaja y Bankinter, han tenido un desempeño negativo en su cotización, a diferencia de sus competidores, ya que no han podido aprovechar las subidas de los tipos de interés.
Empresas perjudicadas por crisis.

Más ganancias

Las empresas españolas que cotizan en bolsa (no solo las del Ibex, sino también las del Mercado Continuo) tienen en los dividendos uno de sus atractivos principales. Hasta noviembre, distribuyeron un total de 27.443 millones de euros, lo que representa un aumento del 18,8% con respecto al año anterior, y una rentabilidad del 4,1%. El Ibex con dividendos, que incluye la remuneración al accionista de las 35 mayores empresas españolas, se encuentra en su nivel más alto, lo que significa que aquellos que hayan comprado acciones siguiendo este índice han obtenido ganancias sí o sí, sin importar el momento en que hayan invertido.

Con la tasa de inflación cerrando el año en un 3,1% en España, y aún más baja en la zona euro, el panorama macroeconómico ha sido positivo a medida que han transcurrido los meses, según explica el economista de Arcano, Leopoldo Torralba. «Los buenos datos de inflación han aumentado las expectativas de un mayor control en el futuro. Esto se traduce en un mayor poder adquisitivo para las familias (mayor consumo) y tasas de interés más bajas. Para las Bolsas, esto implica mayores ganancias para las empresas y una menor tasa de descuento. Si a esto le sumamos que los múltiplos de cotización siguen siendo razonables, excepto en el caso de las grandes tecnológicas de Estados Unidos, es lógico que las Bolsas hayan tenido un buen desempeño en la segunda mitad de 2023. El Ibex no es ajeno a esta tendencia global».
Inflación baja, panorama positivo.

La mención de Torralba a las empresas tecnológicas estadounidenses se debe al año en el que han superado todas las expectativas de rentabilidad, con el índice Nasdaq 100 subiendo más del 50% hasta alcanzar nuevos máximos históricos. El creciente interés en el auge de la inteligencia artificial ha impulsado a empresas como Nvidia, Microsoft y Alphabet, conocidas en Estados Unidos como los «siete magníficos». El resto de Wall Street también ha experimentado un año inolvidable: tanto el Dow Jones, que incluye a las 30 mayores empresas del país, como el S&P 500, un indicador muy importante de la economía corporativa estadounidense debido a su gran número de compañías (más de 500), han alcanzado máximos históricos gracias a un impresionante rally navideño.

Las altas ganancias del año 2023 pueden generar dudas en el inversionista prudente. ¿Es posible mantener un ritmo tan elevado o nos enfrentamos a la típica sobrevaloración del mercado de valores? ¿Justifican los avances la situación económica o se están ignorando los aspectos fundamentales? El fin del aumento de las tasas de interés y la expectativa de una disminución más rápida son motivo de optimismo, pero las perspectivas de crecimiento para la zona euro en el año 2024 – solo un 0,8% según el Banco Central Europeo – son pobres en comparación con las de Estados Unidos o China.

Sin embargo, se puede argumentar que en el año 2023 no se necesitó un gran crecimiento en Europa para que las Bolsas experimentaran un aumento significativo, con Milán y Madrid liderando la carrera. Simplemente fue suficiente con la ausencia de recesión, la idea de que la inflación estaba bajo control y la expectativa de una disminución en las tasas de interés. Incluso una Alemania tambaleante al borde de la recesión debido al declive en la industria y la debilidad en el comercio no fue un obstáculo para que los mercados europeos se tiñeran de verde, incluyendo Fráncfort. «Las expectativas de cierre del año han mejorado en comparación con el comienzo, tanto en España como a nivel mundial», resume Juan Carlos Higueras, doctor en Economía y profesor en EAE Business School. Para Higueras, ha sido un año «excesivamente bueno», lo que abre la posibilidad de correcciones técnicas y toma de ganancias en los próximos meses.

Evitando sorpresas inesperadas

Según un informe de Bolsas y Mercados Españoles, la asimilación de acontecimientos que en un principio se creía que podrían causar un gran daño ha sido bastante desconcertante. En un contexto global de gran complejidad, marcado por el endurecimiento acelerado de la política monetaria, conflictos graves como las guerras en Ucrania y Gaza, y crisis bancarias en Estados Unidos y Suiza (con la absorción de Credit Suisse por UBS), las principales bolsas del mundo han logrado importantes ganancias.

En un mercado tan dependiente de los cambiantes estados de ánimo en relación al futuro de la economía y basado en las expectativas, la pregunta es dónde establecerán los inversores su meta para el año 2024. Una vez consideradas las noticias positivas, es probable que se requiera un nuevo impulso. Cualquier indicio de paz en los conflictos de Ucrania o Palestina, aunque poco probable en este momento, podrían desempeñar ese papel, así como una estabilización de la inflación más rápida de lo previsto o sorpresas de crecimiento al alza. Sea cual sea el resultado, lo esencial para aquellos que se aventuren en el mundo bursátil seguirá siendo cumplir con las dos reglas de Warren Buffett.


tu equipo

¡Mantente al día con todas las noticias de tu equipo!



Economía es la ciencia social que se encarga de estudiar la producción, distribución y consumo de bienes y servicios en una sociedad. Esta disciplina analiza cómo los individuos, las empresas y el gobierno toman decisiones para asignar los recursos limitados y satisfacer las necesidades humanas. También se ocupa de estudiar los factores que influyen en el crecimiento económico y en el bienestar de una nación.

La economía es una ciencia social que se dedica a investigar la producción, distribución y consumo de bienes y servicios en una sociedad. Su objetivo es entender cómo las personas, las empresas y el gobierno toman decisiones para utilizar los recursos disponibles y satisfacer las necesidades de la población. Además, se encarga de analizar los elementos que influyen en el progreso económico y en el bienestar de un país.



y



Empresas



En idioma español. Reescribe el siguiente texto:


Facebook es una red social en línea que permite a sus usuarios conectarse con amigos y familiares, compartir fotos y videos, enviar mensajes y estar al día con las últimas noticias y eventos. Fue fundada en 2004 por Mark Zuckerberg y se ha convertido en una de las plataformas de redes sociales más populares en todo el mundo, con millones de usuarios activos diarios. Además de su versión web, Facebook también cuenta con aplicaciones móviles para dispositivos iOS y Android, lo que permite a los usuarios acceder a la red social desde cualquier lugar y en cualquier momento.

y

En lenguaje español. Reescribe el siguiente texto:

En nuestro idioma español, reescribe el siguiente texto:
, o en nuestra

Boletín semanal

Continuar leyendo