El Banco de México decide mantener la tasa de interés en 11,25%, sin realizar modificaciones.

Debido a los constantes riesgos de aumento en la inflación, el banco central de México ha optado por mantener la tasa de interés en un 11,25%, una medida que era ampliamente anticipada por los analistas …

Debido a los constantes riesgos de aumento en la inflación, el banco central de México ha optado por mantener la tasa de interés en un 11,25%, una medida que era ampliamente anticipada por los analistas del mercado. Esta es la sexta vez consecutiva que el Banco de México decide no modificar la tasa objetivo en su política monetaria, la cual sirve como referencia en el sistema financiero mexicano para determinar el costo del dinero en diversos instrumentos, desde hipotecas y préstamos hasta tarjetas de crédito.

El comunicado emitido el jueves por la institución autónoma afirma que se espera que el proceso de desinflación continúe, gracias a la postura de política monetaria y la mitigación de los impactos de la pandemia y la guerra en Ucrania. Sin embargo, los pronósticos actualizados indican que la disminución de la inflación en alimentos y servicios será más gradual. Por esta razón, se han revisado al alza los pronósticos de inflación general y subyacente para algunos trimestres. Según los datos más recientes del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), la inflación anual aumentó ligeramente en noviembre, alcanzando un 4,32%.

El Banco de México ha aumentado sus previsiones de inflación tanto a corto como a medio plazo. Ahora, el banco estima que la inflación subyacente, que mide los precios de los bienes que varían menos, aumentará un 5,4% en el cuarto trimestre de este año, en comparación con el 5,3% estimado el mes pasado. En cuanto a la inflación general, se ha elevado la estimación al 4,1% para el primer trimestre de 2024, lo que supone un aumento del 0,1% en comparación con la estimación publicada en noviembre.

El Banco afirma que la Junta de Gobierno estará atenta a las presiones inflacionarias y a todos los factores que afectan la trayectoria prevista de la inflación y sus expectativas. Se considera que, para alcanzar una convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta del 3%, será necesario mantener la tasa de referencia en su nivel actual durante un tiempo determinado.

Los expertos en el mercado preveían que en esta reunión de política monetaria, la última del año, se mantendría la tasa. Según la encuesta más reciente realizada por el banco Citibanamex a economistas, el mercado espera que el Banco de México realice un primer recorte a la tasa, la cual se encuentra en su nivel más alto desde la implementación de la actual política monetaria, durante la primera mitad del año 2024.

Según los resultados de la última encuesta mensual publicada el 5 de diciembre, la mayoría de los 32 participantes (29 de 32) proyectan que el próximo movimiento en la tasa de política monetaria será un recorte de 25 puntos básicos (pb) en febrero o marzo de 2024. Esta estimación se mantiene igual que en la encuesta anterior. Dos participantes, por su parte, prevén que el ciclo de recortes comience con una reducción de 50pb en junio. Los pronósticos para la tasa de interés al cierre de 2023 y 2024 se mantienen sin cambios en 11,25% y 9,25%, respectivamente.



¡Regístrese aquí!







Suscríbase a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las noticias clave sobre la actualidad de este país.

Continuar leyendo